Asociación Española de Gestores Públicos de Vivienda y Suelo

BUSCADOR

ÁREA INTERNA

Entrar

Noticias

Una promoción del Ibavi en Palma, finalista de los Premios FAD de Arquitectura

19 de abril de 2022

Una promoción de ocho viviendas públicas construidas por el Instituto Balear de la Vivienda, Ibavi, en la calle Salvador Espriu, en el barrio El Amanecer, en Palma, ha sido seleccionada como finalista de los Premios FAD de Arquitectura 2022.

Estos prestigiosos y veteranos galardones, impulsados por la asociación Arquin-FAD, se instituyeron en 1958, por lo que este año celebran su sexagésimo cuarta edición. A la presente convocatoria se han presentado 542 proyectos, de las que 434 optaban a los Premios de Arquitectura e Interiorismo. Finalmente, en la categoría de Arquitectura, el jurado ha seleccionado 16 obras como finalistas -entre ellas, la del Ibavi- y otras 58 más, que se mostrarán en la exposición “El mejor diseño del año”. El fallo de los premios se hará público el14 de junio, en el contexto de la Barcelona Design Week.

El jurado de los Premios FAD de Arquitectura ha querido destacar “aquellas obras que dan respuesta a las necesidades actuales y abordan temas contemporáneos, ya sea en las ciudades o en el paisaje. Estas obras buscan aportar soluciones a los retos ambientales y sociales mediante planteamientos útiles y bellos, vinculando los programas a la lógica del sitio, ya través de técnicas coherentes, con el entorno y las urgencias que reclama la situación presente”.

Al seleccionar como finalista la promoción del Ibavi, el jurado ha subrayado la necesidad actual de desarrollar vivienda pública y el valor de los apartamentos “construidos con materiales naturales, en algunos casos reutilizados, y técnicas locales. Aquí se pone en valor el saber hacer con la piedra arenisca como elemento estructural y no solo como cerramiento. De especial interés es el espacio generado por las dobles bóvedas y los arcos de este material, la adaptabilidad del espacio, el uso de técnicas pasivas y soluciones antiguas como el aislamiento con el exceso de posidonia de las playas mallorquinas”.